• Rafael Ezequiel Ramos Sister

The Queen's Gambit

Si hay una serie que ha causado revuelo este último tiempo es The Queen’s Gambit, y con buena razón. No solo nos presentan una interesante y llamativa historia, escrita por Walter Tevis en 1983, sino que logran traer a la actualidad un pequeño trozo del mundo del Ajedrez del 1960. ¿Qué tiene que ver esto con los esports? Todo.

Cuando pensamos en los esports como deportes, no los asimilamos comúnmente al fútbol, al tenis o a las olimpiadas (aunque tengan tanto en común). Los asimilamos al ajedrez, actividad declarada como deporte en la integración de sus primeras competiciones por el 1500, cuyo primer mundial se juega en 1886 (si, alrededor de 386 años después). Cabe mencionar que el Comité Olímpico Internacional (COI) solo reconoció a la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) como una organización deportiva en abril de 1999.

Pero, ¿Qué hace al ajedrez un deporte?. Todo deporte implica actividad física y que se juegue de manera competitiva, a partir de ciertos reglamentos reconocidos. Desde ahí no se clarifica que la actividad física deba ser puramente muscular, y tampoco podría serlo pues los jugadores de basquetbol o rugby también necesitan cierto grado de pensamiento estratégico. Entonces, nos enfocaremos primero que nada en la gran actividad cerebral que requiere el ajedrez. Junto a eso, no podemos dejar de lado la competitividad que implica dicha actividad, además de contar con un sistema de puntos para catalogar a sus jugadores. ¿Suena similar?


Una vez aclarada la relevancia de esta comparación, pasaremos a nuestro tema central: Elizabeth “Beth” Harmon.


En primera instancia podríamos pensar que Beth es una niña superdotada, una genio o un ser humano en un nivel diferente de evolución. Ser capaz de memorizar, analizar y plantear diferentes posibilidades sobre la marcha tan solo con su imaginación. Bien podríamos debatir respecto de sus dotes mentales, sin embargo durante toda la serie existe un elemento común que pasa un poco desapercibido pero nunca invisible: El estudio. Aquí tenemos el primer aprendizaje para el mundo del esport: No importa qué tan dotado seas, jamás podrás sacarte provecho sin el estudio constante de aquello a lo que quieres dedicarte.

Beth logra desarrollarse a una velocidad que pareciera impresionante, sin embargo debemos considerar su corto comienzo a los 9 años, y que su mayor punto de desarrollo parecería haber llegado 10 años después. Si, 10 años. Entonces encontramos un segundo aprendizaje para los deportistas: No fuerces ni apures tu desarrollo, cada quien tiene su propio ritmo.


A lo largo de la serie vemos a Beth pasar por situaciones complejas, desde su temprana orfandad, hasta la muerte de un ser querido, y su constante caída a las drogas y el alcohol. Todos estos elementos, que podrían parecer accesorios, muestran una verdad inequívoca: Un estado mental adecuado es, no solo importante, sino que necesario para ser capaz de competir de la manera en que muchos desean hacerlo. Cuadros depresivos, consumo problemático de sustancias y falta de redes de apoyo se convierten en grandes piedras que impiden el desarrollo. Entonces, vemos la tercera máxima para los esports: Cuidar y desarrollar tu inteligencia emocional es tan importante como desarrollar tu habilidad mecánica y tu gamesense.


Finalmente, pero no menos importante, Beth entra en un estado de estancamiento mental, que podríamos asimilar al Choking under pressure. Por mucho que lo intenta por sí misma, no es capaz de progresar de manera individual. Es entonces que, con ayuda de otros jugadores, aprende nuevas tácticas, formas de juego e incluso nuevas formas de pensar el tablero. El desarrollo es siempre más efectivo en situaciones de grupos sociales. En otras palabras, nuestra cuarta y última moraleja será: Para lograr mejorar, es importante confiar en otros y dedicar tiempo al trabajo en equipo. Incluso deportes como el ajedrez se ven beneficiados por el trabajo en conjunto, muy al estilo Ruso.


Ps. Melissa (Blossom) Maldonado

Colaboradores

Powered By

Entradas Recientes

logo%20sin%20fondo_edited.png

Copyright © 2021  -  Digitalizados  -  Reservados todos los derechos

WhatsApp

Mail