• Danny M. Bermúdez

Microsoft intentó comprar a Nintendo, Square Enix y Electronics Arts años atrás

Antes del lanzamiento de la Xbox en 2001, la empresa estadounidense trató de adquirir a distintas desarrolladoras de juegos para hacer de la consola una oferta más sólida y competitiva en el mercado del momento. Ninguno de los acercamientos prosperó, pero eso no detuvo a la compañía en seguir adelante con su proyecto original.



Parece mentira, pero el tiempo vuela. Este año, en noviembre, la Xbox original cumplirá 20 años tras salir al mercado en 2001. Antes de la llegada de una de las consolas más importantes de la generación actual, y aquella que diera inicio a la “Guerra de Consolas” del siglo XXI con Sony, Microsoft intentó adquirir distintas desarrolladoras a comienzos de la década pasada para pisar fuerte en el universo gaming.


Lo que pudo haber sido un cuento del montón, hoy es una anécdota que salió a la luz tras años de estar archivada en la compañía. Con motivo del aniversario, Bloomberg entrevistó a más de 20 empleados de Microsoft que trabajaron en la creación y lanzamiento de la Xbox. Entre los entrevistados estuvo Bob McBreen, el ex director de desarrollo empresarial de Microsoft, quien comentó que la empresa contactó a varias compañías para que formaran parte del desarrollo de la Xbox. La primera fue Electronics Arts, quienes rechazaron la propuesta tajantemente. Luego procedieron avanzar con Nintendo, pero todo quedó en reuniones y charlas con los japoneses.


Kevin Bachus, ex ejecutivo de Xbox, en la misma entrevista con Bloomberg, dijo que Steve Ballmer, para entonces el CEO de Microsoft, avisó a su personal que debían viajar a Japón para hablar con Nintendo sobre la posibilidad de adquirir a la empresa nipona.


"Steve nos hizo ir a reunirnos con Nintendo para ver si considerarían ser adquiridos. Simplemente se rieron a carcajadas. Imagínense una hora en la que alguien se ríe de ustedes. Así fue como fue esa reunión", relató Bachus.
Antes de ser descontinuada en 2008, la Xbox, según cifras oficiales, vendió más de 24 millones de unidades en todo el mundo.

Ahora, si bien fue una situación bochornosa la que pasaron Ballmer y compañía tras su travesía a Japón, las cosas no terminaron allí. Meses después, ejecutivos de Nintendo viajaron hasta la sede central de Microsoft para desarrollar un “proyecto en conjunto”. Para Microsoft, la idea era simple: los estadounidenses se encargarían del aspecto técnico de la consola, mientras que los japoneses se harían cargo de las “partes de los juegos”.


“La charla fue que su hardware apestaba, y en comparación con la PlayStation, así era. Entonces, la idea fue ‘escucha, eres mucho mejor en las partes del juego con Mario y todas esas cosas. ¿Por qué no nos dejas encargarnos del hardware?’, Pero no funcionó”, dijo McBreen.

Además de haberse quedado con las ganas de adquirir Nintendo o de haber desarrollado una consola en conjunto, Microsoft tuvo en la mira a Square antes del lanzamiento de la Xbox. De hecho, mucho antes de que la compañía hoy fuera conocida como Square Enix. Para noviembre de 1999, ejecutivos de Microsoft viajaron a Japón para una reunión con el CEO de Square y concretar la venta de la empresa. Pero, al igual que con Nintendo, la historia no terminó de la forma deseada.


“Al día siguiente, estábamos sentados en su sala de juntas y dijeron: 'Nuestro banquero quisiera hacer una declaración'. Y básicamente, dijo el banquero, 'Square no puede seguir adelante con este trato porque el precio es demasiado bajo'. Empacamos, nos fuimos a casa, y ese fue el final de Square ", relató McBreen.

No conformes con la negativa de Square (Enix), Bloomberg reportó que Microsoft –también- quiso adquirir Midway, la desarrolladora de Mortal Kombat, Killer Instinct, Galaga, Pac-Man (para la versión de Estados Unidos), y muchos otros más.


"No pudimos averiguar cómo hacerlo funcionar porque los sacaríamos inmediatamente del negocio de PlayStation y no necesitábamos su grupo de ventas y marketing, por lo que eso nos dejó sin mucho valor". Dijo Bachus.

Si bien ninguna de las negociaciones fue fructífera para Microsoft, eso no le importó en seguir con el proyecto original de la Xbox. Hoy, la Xbox Series X/S, su predecesora, es una de las consolas más importantes de mayor demanda en el mercado actual y cuenta con un sinfín de títulos multiplataforma y exclusivos, que la convierten en un goce para cualquier persona que tenga una en sus manos. Sin embargo, tras leer el artículo de Bloomberg, da para pensar qué hubiera pasado si –efectivamente- Microsoft hubiese adquirido alguna de estas empresas. Otra sería la historia y, quizás, la Xbox podría haber sido una consola muy distinta como la que recordamos cuando salió en noviembre del 2001.


Colaboradores

Powered By

Entradas Recientes

logo%20sin%20fondo_edited.png

Copyright © 2021  -  Digitalizados  -  Reservados todos los derechos

WhatsApp

Mail